Comprá desde tu casa ¡Estamos realizando envíos!
ARTÉMIDES ZATTI

Autoras: Raúl A. Entraigas

Año: 2022

ISBN: 978-950-514-872-1

Medidas: 22 x 15 cm

Cantidad de páginas: 172

El escrito del padre Entraigas, firmado el 6 de octubre de 1953, dos años después de la muerte de Zatti, busca mostrar la experiencia de vida de un salesiano coadjutor que vivió en Viedma, junto a otros salesianos, que impactó en su tiempo y en su ambiente por la caridad sin límites de sus obras.

 

En la sencillez de la vida de Zatti, en su servicio, en su profunda fe, en su sentido de comunidad y en su buen humor, sus contemporáneos vieron a una persona que encontró cómo ser feliz, y que se parecía mucho a Jesús. Quizás porque era él quien veía a Jesús en cada pobre, cada anciano, cada huérfano… en cada hermano y hermana con quien se cruzaba mientras pedaleaba por Viedma.


El pariente de todos los pobres nos prepara el camino para abordar un testimonio con mucha acción y también mucha diversión. Esto puede resultar extraño cuando creemos que tocamos la santidad con nuestras “manos torpes''. La santidad, de eso se trata, también es un cometido humano: las personas humanas son santas. En veintisiete capítulos el padre Entraigas se encarga de demostrar esta convicción.

El pariente de todos los pobres

$1.490
El pariente de todos los pobres $1.490
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Don Bosco Yapeyú 137, Almagro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La librería se encuentra abierta de lunes a viernes de 9.00 a 18.00 h y los sábados de 9.00 a 13.00 h.

    Gratis
ARTÉMIDES ZATTI

Autoras: Raúl A. Entraigas

Año: 2022

ISBN: 978-950-514-872-1

Medidas: 22 x 15 cm

Cantidad de páginas: 172

El escrito del padre Entraigas, firmado el 6 de octubre de 1953, dos años después de la muerte de Zatti, busca mostrar la experiencia de vida de un salesiano coadjutor que vivió en Viedma, junto a otros salesianos, que impactó en su tiempo y en su ambiente por la caridad sin límites de sus obras.

 

En la sencillez de la vida de Zatti, en su servicio, en su profunda fe, en su sentido de comunidad y en su buen humor, sus contemporáneos vieron a una persona que encontró cómo ser feliz, y que se parecía mucho a Jesús. Quizás porque era él quien veía a Jesús en cada pobre, cada anciano, cada huérfano… en cada hermano y hermana con quien se cruzaba mientras pedaleaba por Viedma.


El pariente de todos los pobres nos prepara el camino para abordar un testimonio con mucha acción y también mucha diversión. Esto puede resultar extraño cuando creemos que tocamos la santidad con nuestras “manos torpes''. La santidad, de eso se trata, también es un cometido humano: las personas humanas son santas. En veintisiete capítulos el padre Entraigas se encarga de demostrar esta convicción.